La Acción Católica pasión católica para vivir la dulce y confortadora alegría de evangelizar.

II Congreso Internacional sobre Acción Católica

Del 27 al 30 de abril la Acción Católica del mundo se ha encontrado en Roma para celebrar el II Congreso de Acción Católica Internacional, la VII Asamblea Internacional.

 
 
 


Del 27 al 30 de abril la Acción Católica del mundo se ha encontrado en Roma para celebrar el II Congreso de Acción Católica Internacional, la VII Asamblea Internacional y la fiesta de celebración del 150 cumpleaños de la Acción Católica Italiana.

La delegación española ha sido numerosa, 20 personas han podido vivir estos acontecimientos junto con el cardenal D.Carlos Osoro, D. Javier Salinas, presidente de CEAS, D. Carlos Escribano, consiliario de Acción Católica Española, además del director del Secretariado de CEAS D. Antonio Cartagena.

En dos ocasiones nos hemos encontrado con el Papa Francisco. El 27 en el aula sinodal Pablo VI ha estado casi 2 horas hablando con nosotros, en un clima de gran confianza en lengua española, donde nos ha dado las gracias por asumir como marco de actuación la Evagelii Gaudium. También nos remarcó nuestros puntos distintivos: la oración, el apostolado, el sacrificio y la formación. Y nos apuntaba que hoy la distintivo es la misión, Salir; sin olvidar las otras tres.

Destacó que el carisma de la Acción Católica es el carisma de la misma Iglesia diocesana encarnada entrañablemente en el hoy y en el aquí de cada Iglesia de cada Iglesia diocesana. Tiene el carisma de llevar adelante la pastoral de la Iglesia. La AC cobra vida auténtica respondiendo y asumiendo como propia la pastoral de cada Iglesia diocesana en su inserción concreta desde las parroquias.

Nos pidió:

  • Formen gente y conozcan al pueblo en sus angustias. Que seamos personas de oración para que nos lleve bien lejos. Tu corazón, nos decía, se hace más fuerte en la oración, para que podamos sacrificarnos por otros y vivirlo con generosidad.

  • ‘Ofrezcan lo que tienen en los bolsillos, para los que tienen menos’

  • Sean personas encarnadas en lo concreto porque el Verbo se hizo carne y el Credo es concreto. Sean concretos y no se pierdan en planes. Que a evangelizar se aprende evangelizando y a rezar rezando.
    Que el proyecto evangelizador de A.C. tiene que pasar por 5 pasos: primerear, involucrase, acompañar, fructificar y festejar.

  • Que dialoguemos mayores y jóvenes porque a los mayores les hemos clausurado la capacidad de soñar y a los chicos les hemos cortado las raíces.

  • Que popularicemos la AC, con todos y para todos, estén presentes en todas las parroquias para recibir a todos y acompañarlos en el camino de la vida.

  • Finalizaba diciéndonos que en el libro «La Acción católica a luz de la teología Tomista», de 1937, aparece: «¿Acaso la Acción Católica no debe convertirse en Pasión Católica ?». La pasión católica, la pasión de la Iglesia es vivir la dulce y confortadora alegría de evangelizar. Esto es lo que necesitamos de la Acción Católica.

    .

En la mañana del domingo 30 de abril hemos podido volver a reencontrarnos con él en la plaza de S. Pedro para festejar los 150 años del nacimiento de la Acción Católica Italiana.

Han sido momentos intensos, llenos de gran felicidad y alegría. Hemos absorbido todas las palabras del Papa Francisco para ser más fieles a la Iglesia, para profundizar en nuestra tarea como discípulos misioneros que salen de su parroquia para llevar la Buena Noticia y vuelven a la parroquia a orar para volver a salir. Nos vamos con el corazón lleno para contar a nuestros hermanos y hermanas de la Acción Católica General todo lo vivido, que debemos ser pasión católica y concretar acciones misioneras, para que la Buena Noticia llegue a todos.