Preparando el Domingo (Niños)

“PASIÓN DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO”

5 de abril de 2020 (Domingo de Ramos)

DESCARGAR

ninos

Al acercarse a Jerusalén, llegaron a Betfagé, al monte de los Olivos; Jesús envió a dos discípulos, diciéndoles: «Id a la aldea de enfrente; a la entrada encontraréis una borriquilla atada, y con ella un pollino; desatadlos y traédmelos. Y si alguien os dice algo, decidle: “El Señor los necesita, y en seguida los devolverá”». Esto ocurrió para que se cumpliera lo que había dicho el profeta: Decid a la hija de Sión: Mira que tu rey viene a ti humilde y montado en un asno, en un pollino, hijo de animal de carga. Los discípulos fueron e hicieron como Jesús les ordenó, y trajeron la borriquilla y el pollino. Pusieron sobre ellos sus mantos, y Jesús se montó. Muchos alfombraban el camino con sus mantos, y otros con ramas que cortaban de los árboles. Los que iban delante y detrás gritaban: ¡Hosanna al hijo de David! Bendito el que viene en nombre del Señor. ¡Hosanna en el Cielo! Al entrar él en Jerusalén, toda la ciudad se conmovió; decían: «¿Quién es éste?». Y la gente respondía: «Éste es Jesús, el profeta de Nazaret de Galilea».

Mateo 27, 11-54

 

ORACIÓN

Tú entras triunfal en el borrico,
sabiendo lo que te espera,
dispuesto a cumplir la voluntad de tu Padre.
Contigo sabemos que LA VIDA, la verdadera vida,
no nos la pueden quitar,
sólo nos pueden robar el poder, el prestigio,
el dinero, la salud y la vida física,
pero la buena vida, la vida en abundancia,
esa no nos la puede quitar nadie
si nos sentimos habitados por Ti y hacemos
las cosas contigo y a tu manera.
Jesús, eres el mejor maestro del morir
y del vivir, del amar y del perdonar.
Jesús, estar cerca de Ti nos hace sabios,
nos hace fuertes, nos hace inmortales.
Cuando no podamos con nuestros cálices,
o con los de los hermanos,
envuélvenos en tu pasión de vivir y morir,
mas no se haga nuestra voluntad,
sino la tuya… siempre.

PARA MEDITAR

Hoy vamos a disfrutar de como muchas personas reconocieron a Jesús como el Hijo de Dios cuando entró en Jerusalén. Es muy emocionante ver como las personas se convierten y descubren en Jesús un camino de felicidad.

Hoy es un día de alegría para todos los cristianos. Celebramos la entrada en Jerusalén. Es un motivo de fi esta. Es verdad que poco tiempo después Jesús fue crucificada y fueron muy pocos los que se mantuvieron cerca de Jesús. Esto también nos debe hacer recordar que la fe debemos cuidarla. Si no la cuidamos, si no la vivimos todos los días, la fe se puede debilitar y a veces puede perderse. Cuidemos la fe en estos tiempos necesitados de esperanza.

 

PARA HACER VIDA EL EVANGELIO

  • Recuerda algún momento en el que hayas vivido algún momento muy feliz en la Iglesia.

  • ¿Cuál es la fuente de la alegría de los cristianos? ¿Cómo podemos transmitir alegría a los demás?

  • Toma un compromiso sencillo para que esta semana hables y escuches un poco mejor a Dios.