Mensaje desde el Foro Internacional de AC PDF Imprimir E-mail
Miércoles, 12 de Diciembre de 2007 09:59
   
  Roma, 7 de Diciembre de 2007
A LA ASAMBLEA de la ACCION CATOLICA GENERAL

Queridos amigos y amigas ADULTOS, JOVENES y JUNIOR
Querido Monseñor Atilano y consiliarios

Todo el secretariado FIAC les envía un saludo y un fuerte abrazo lleno de alegría y de esperanza.

Estamos “participando” con vosotros que estáis reunidos en esta Asamblea general conjunta, una etapa importante en la vida de toda la AC en España.
 
 
   
 El lema “A vino nuevo, odres nuevos” es muy claro, muy significativo para poder trabajar juntos por una nueva configuración de la AC general. También es muy clara la explicación que hemos recibido y difundido por el sitio Web del FIAC: “Los nuevos tiempos que vivimos reclaman una nueva evangelización, con unos evangelizadores y una pastoral renovada, y una Acción Católica General nueva”.

 Caminamos juntos en el FIAC, lugar de encuentro y de intercambio, de amistad y de crecimiento. Muchas asociaciones nacionales han vivido y están viviendo tiempos de cambio de estructura para una AC más unida y al mismo tiempo muy atenta a cada persona y a cada situación de vida. Todos juntos y en cada país queremos mostrar una Acción Católica fiel a su tradición original, pero abierta a las exigencias de la historia, profundamente invadida por el Espíritu de Dios, una Acción Católica donde adultos, jóvenes y niños puedan compartir una experiencia de vida evangélica, a servicio de la unidad en la AC, en la Iglesia y en el mundo.

Los estamos acompañando con la oración en esta Fiesta de Maria Inmaculada. Para que vuestro trabajo pueda dar frutos abundantes de fe, de esperanza y de amor a los participantes, a los miembros de la AC que Ustedes representan ya sean de las diócesis o de las parroquias a los nuevos miembros que con este Proyecto Evangelizador desearan incorporarse a la Acción Católica General en España.

Los saludamos con las palabras del Card. Pironio en una oración escrita a la Virgen de Lujan para los participantes de la Asamblea del FIAC que se realizo en Argentina en Septiembre de 1997: «Somos jóvenes y adultos, hombres y mujeres, que quieren vivir la Iglesia en el corazón del mundo, como tu Hijo nos lo pide. Bien comprometidos con la hora y el tiempo que vivimos. Queremos vivir con fidelidad serena, fuerte y humilde, unidos a nuestros Pastores -Obispos y sacerdotes-, a los religiosos y todos los fieles laicos en comunión de Iglesia misionera. Nos sentimos marcados por el fuego del Espíritu Santo y enviados nuevamente por tu Hijo para anunciar a todas las gentes la Buena Nueva del Reino: el amor del Padre. Hemos penetrado desde la fe el mundo en que vivimos y nos hemos comprometido a hacer, desde el corazón de una Iglesia comunión, un diálogo y un camino de salvación. (...) María Santísima ayúdanos a ser fieles a nuestra hora. Es una hora “dramática y magnífica”, llena de desafíos y de esperanzas. Se necesitan fieles laicos que vivan la santidad de su Bautismo y el compromiso apostólico de la Confirmación; que vivan con sencillez cotidiana el Misterio Pascual; que no le tengan miedo a la cruz ni al martirio. Que sólo vivan la alegría de la santidad en la comunión misionera de la Iglesia».


Paola Bignardi - Coordinadora del Secretariado del FIAC
Mons. Francesco Lambiasi. Obispo de Rimini y Asesor Eclesiástico del FIAC
Maria Grazia Tibaldi - Secretariado del FIAC en Roma
 
 
Última actualización el Jueves, 20 de Noviembre de 2008 14:10