Viaje de la Comisión Permanente a la diócesis de Pamplona-Tudela

La comisión permanente de ACG visita Pamplona-Tudela. 

Los días 14 y 15 de mayo, miembros de la comisión permanente  visitaron nuestra diócesis

   
   
 

Los pasados 14 y 15 de Mayo recibimos en nuestra diócesis la visita de la casi totalidad de la Permanente de nuestra asociación. Toño Muñoz, Manolo Verdú y Fran Ramírez visitaron nuestra diócesis con el objetivo de dar a conocer e impulsar la realidad de Acción Católica General en esta tierra.

No es nueva la presencia de la Acción Católica ni de la Acción Católica General. Una veintena de asociados y varios simpatizantes e iniciados componen la realidad actual, fruto de un proceso, en algunos casos de más de treinta años de andadura. Por ello, no se trataba de presentar una realidad nueva, sino adecuada al tiempo eclesial y social en el que estamos inmersos.

En estos dos días, se hizo una presentación a sacerdotes de la diócesis, impulsada por nuestro obispo auxiliar D. Juan Antonio Aznarez, se mantuvieron contactos con los delegados de Catequesis, Juventud y Pastoral Universitaria, además de con nuestro obispo auxiliar y, por supuesto, con la realidad de los asociados. Que además hubo un espacio para el disfrute, ocio, gastronomía y cultura no hay que negarlo.

Es una realidad el lema de nuestro encuentro general de laicos de parroquia. Fue un momento de siembra, donde los resultados no van a ser inmediatos, en los que se ha presentado una realidad más allá de particularismos parroquiales, lanzada al laicado de la diócesis y que ha sido recibida, en líneas generales, entre la sorpresa y la ilusión por parte de los responsables diocesanos.

A nosotras y nosotros nos queda la tarea de fortalecer esta semilla que se ha plantado, que pueda dar fruto, que ilusione a más personas. Hay propuestas e iniciativas diocesanas, algunas todavía incipientes, en las que puedan arraigar. No va a ser fácil. Siempre van a existir elementos que puedan intentar frenar esta iniciativa.

En cualquier caso, nos movemos entre el agradecimiento y la esperanza. El primero, a la Permanente que nos ha ofrecido todo su apoyo y colaboración en esta tarea que se abre; el segundo, al Espíritu. Es obra suya y seguro que hará posible que ésta llegue a buen puerto.