La Acción Católica General apuesta por Salir, Caminar y Sembrar siempre de nuevo

Comunicado final 3ª Asamblea ACG

La III Asamblea ha sido un encuentro abierto a todos los laicos de parroquias.

 

 

Del 3 al 6 de agosto movidos por la fe y deseando fortalecerla con la tradición apostólica, fuimos ante la Tumba del apóstol Santiago con ofrenda de gratitud y de súplica para realizar el Encuentro de Laicos de Parroquia- III Asamblea general. Nos juntamos cerca de 1.000 personas. Los días previos a modo de preparación realizamos el Camino de Santiago con 1.300 jóvenes.

Anunciar la alegría del Evangelio y transmitir la fe, construir una cultura nueva de solidaridad y revitalizar nuestras comunidades cristianas son nuestros objetivos. Como nos decía el Papa Francisco en el Congreso del FIAC la misión no es una tarea entre tantas, es la tarea.

Para ponernos en misión nos planteamos 4 retos:

  • Parroquias con actitud de salida,
  • Laicos para parroquias con actitud de salida,
  • Vocacionados a santificar el mundo, nuestra presencia pública,
  • Laicos de parroquia caminando juntos.

Hemos creado este espacio donde debatimos aspectos que nos llevaron a contrastar ideas e inercias, para poner nuestras parroquias en situación de salida. D. Jorge Eduardo Lozano, arzobispo de S. Juan de Cuyo (Argentina) nos animó a cambiar y crecer con la ponencia “Parroquias con actitud de salida”. El 2 reto “Construyendo parroquias con actitud de salida” se trabajó a través de un espacio dinámico a manera de tertulia con obispos y laicos. Cómo generar una cultura vocacional fue un momento de especial relevancia para los participantes con el taller de oración.

Los laicos por nuestra índole secular participamos en las cosas del mundo, en una familia, el trabajo, la cultura y la política. En las cuatro mesas redondas se subrayó la importancia de la presencia de cristianos comprometidos en medio del mundo, allá donde se toman las decisiones, y la necesidad de trabajar desde la más rotunda realidad social en la que nos encontramos.

Necesitamos generar equipos de vida cristiana, que fomenten un espíritu fuerte, con una formación sistemática, para que pasemos de discípulos a discípulos misioneros. Es necesario un espíritu de comunión, donde reconozcamos que el otro es un don para mí.

Compartir con todos los laicos de parroquia ha reflejado que hemos de vivir en comunión como Iglesia diocesana con sus planes diocesanos rompiendo la tentación de los departamentos estancos que quiebran tantas veces la comunión y paralizan la misión.

Tras estos días donde el Señor estaba presente en cada uno de los asistentes, niños, jóvenes y adultos, apostamos por una Iglesia en salida con los siguientes objetivos:

  • ESPIRITUALIDAD: Desde la fuente parroquial y diocesana, cultivar y vivir, personal y comunitariamente, un encuentro con Cristo que lleve a una espiritualidad laical que forje discípulos misioneros.
  • MISIÓN: Enraizados en la Parroquia, renovar en nuestras vidas un compromiso misionero, concreto, creativo, transformador de personas, ambientes y estructuras, encarnado de manera especial en los últimos, los pobres y alejados.
  • FORMACIÓN: Generar procesos formativos e itinerarios sólidos adaptados a las distintas edades, que lleven a la misión y al compromiso asegurando acompañantes que conozcan dichos procesos. Trabajar juntos para conocer más a Jesús, y así ser capaces de ir cambiando nuestro mundo y compartirlo con los demás.
  • ORGANIZACIÓN: Seguir construyendo una organización verdaderamente corresponsable y al servicio de la misión, con especial énfasis en la comunión cristiana de bienes y el protagonismo de los tres sectores.

Damos las gracias a la archidiócesis de Santiago, a los 21 obispos que nos han acompañado, a los sacerdotes y damos gracias laicos que habéis venido sin ser Acción Católica.

A todos los laicos, nos decía el obispo consiliario D. Carlos Escribano, gracias por vuestra audacia y deseo de evangelizar.

Descargar el documento