Comunicado Final Encuentro Europeo UMOFC

Comunicado Final Encuentro Europeo UMOFC

Tras finalizar el Encuentro Europeo de UMOFC, las mujeres allí reunidas han elaborado este comunicado.

 

ENCUENTRO DE LA UNIÓN MUNDIAL DE ORGANIZACIONES FEMENINAS CATÓLICAS (UMOFC)
REGIÓN EUROPA

MUJERES DE LA UMOFC, POR LA HONESTIDAD Y LA JUSTICIA

Madrid, del 17 al 20 de marzo de 2017


COMUNICADO


Las mujeres de la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas (UMOFC) Región Europa, reunidas en Madrid, del 17 al 20 de marzo de 2017, siguiendo una de las resoluciones adoptada en la Asamblea General - celebrada en Fátima en 2014 - y alarmadas por el incremento de la misma, hemos reflexionado sobre la grave lacra de la corrupción.

Corromper es pervertir la naturaleza de las personas, las ideas o las cosas, en interés o beneficio propio. Como mujeres católicas, entendemos que esa naturaleza es la de hijos de Dios, con una dignidad igual, plena. Sagrada. Y queremos trabajar con coraje para eliminar la corrupción y sus efectos destructivos.

La corrupción es un problema global, en la dimensión más amplia de esta palabra, ya que abarca la historia de la humanidad, menoscaba la dignidad de las generaciones futuras, afecta a todos los países, al medio ambiente, y a los actos más cotidianos de la vida de cada persona, pues puede estar presente en el ámbito personal, eclesial, político, económico y social.

La corrupción provoca desigualdad, injusticia, violencia y genera exclusión; la sufren especialmente los más pobres: pobres materiales, pobres espirituales, y con mayor incidencia, las mujeres; va en contra del bien común, pues egoístamente sólo busca el interés o beneficio propio; y compromete la misión evangelizadora de la Iglesia.

Para luchar contra la corrupción optamos por la conversión del corazón, la honestidad, la justicia y por el fomento de una ética democrática.

Proponemos a la familia como motor ético de nuestra sociedad. En ella se pueden cultivar y aprender a vivir valores como la honestidad, la responsabilidad, la solidaridad y el esfuerzo.

Frente a la corrupción, nosotras optamos por promover una ecología humana e integral, uniendo la defensa de la naturaleza, nuestra casa común, con la protección y defensa del ser humano, tanto en su dimensión personal, espiritual y social.

Las mujeres europeas de la UMOFC queremos comprometernos en formar las conciencias para combatir la corrupción a todos los niveles:

  • Haciendo un clara opción, personal e institucional, por la transparencia, las buenas prácticas y la coherencia de vida.
  • Cuidando especialmente en nuestras instituciones la identidad cristiana.
  • Trabajando en red con organizaciones que luchan contra la corrupción.
  • Invirtiendo esfuerzos y medios en generar criterios éticos en el corazón de las personas, ya que es necesaria una regeneración ética desde la educación.
  • Impulsando medios de denuncia personal y social.
  • Compartiendo, valorando y resaltando, con esperanza, las iniciativas positivas contra esta lacra de la corrupción.

Frente a la corrupción, la indiferencia, el egoísmo y la falta de responsabilidad, proponemos el servicio, el compromiso y el amor que provienen de volver nuestro rostro a Dios y del encuentro con Cristo y nuestros hermanos, especialmente aquellos que sufren o son más vulnerables.

FRENTE A LA CORRUPCIÓN, SI HAY COMPROMISO HAY ESPERANZA.