Preparando el Domingo (Niños)

“MARTA LO RECIBIÓ EN SU CASA. MARÍA HA ESCOGIDO LA PARTE MEJOR”

21 de julio 2019 (XVI Domingo del tiempo ordinario )

DESCARGAR

ninos

Camino adelante, llegó Jesús a una aldea; y una mujer, de nombre Marta, lo recibió en su casa. Marta tenía una hermana llamada María, la cual, sentada a los pies del Señor, escuchaba sus palabras. Marta, que andaba afanosa en los muchos quehaceres, se paró y dijo:
«Señor, ¿te parece bien que mi hermana me deje sola con las faenas? Dile que me ayude». El Señor le contestó: «Marta, Marta, tú te preocupas y te apuras por muchas cosas, y sólo es necesaria una. María ha escogido la parte mejor, y nadie se la quitará».

Lucas 10, 38-42

 

ORACIÓN

Tú puedes sanarme y unificarme,
sosegarme y descansarme,
ilusionarme y fortalecerme,
aumentar mi compromiso,
despertar mi solidaridad,
asegurarme en mis opciones
y ponerme en contacto
con lo mejor de mí mismo.
Hoy te pido, Señor,
que aumentes mi fe y nuestra amistad;
no permitas que me distraiga
y agite en tantas cosas,
llévame siempre a Ti,
aunque quiera ocuparme en mil tareas,
pues sé que cada día necesito pararme
a acariciar contigo mi vida.
Despierta mi parte de María,
aumenta mi parcela contemplativa,
fomenta en mí el deseo de tu presencia
y de que seas mi modelo,
mi brújula, mi pista de vivir y mi misión.
Hoy me comprometo a orar más
y a cuidar más nuestra amistad.

PARA MEDITAR

Marta está todo el día haciendo cosas. Incluso llega Jesús, el Hijo de Dios, a su casa, pero Marta es una persona que no es capaz de pararse y disfrutar del momento. Sin embargo, su hermana María se dedicó a escuchar a Jesús, a disfrutar de su presencia.

Si no encontramos silencio dentro de nosotros, no podremos escuchar a Jesús. A veces entre la tele, la tablet, el móvil si lo tenemos y muchas otras cosas no podemos encontrar el silencio de nosotros y no podremos escuchar a Jesús y hablar con él. Es necesario que a veces nos encontremos con nosotros mismos para poder encontrarnos con Jesús.

PARA HACER VIDA EL EVANGELIO

  • ¿Has estado esta semana un rato en silencio pensando sobre algo? Escribe como ha sido ese momento.

  • ¿Por qué necesitamos los cristianos buscar a veces el silencio? ¿Cómo podemos hablar con Jesús?

  • Escribe un compromiso para que esta semana busques 5 minutos al día en el que puedas estar en silencio y puedas hacer oración, hablar con Jesús..