×

Mensaje

EU e-Privacy Directive

This website uses cookies to manage authentication, navigation, and other functions. By using our website, you agree that we can place these types of cookies on your device.

View e-Privacy Directive Documents

You have declined cookies. This decision can be reversed.

Preparando el Domingo (Niños)

 "VENID CONMIGO Y OS HARÉ PESCADORES DE HOMBRES"

21 de enero de 2018 (III domingo del Tiempo Ordinario )

DESCARGAR

ninos

Después de ser Juan encarcelado, Jesús fue a Galilea a predicar el evangelio de Dios; y decía: «Se ha cumplido el tiempo y el reino de Dios está cerca. Arrepentíos y creed en el evangelio». Pasando junto al lago de Galilea, vio a Simón y a Andrés, el hermano de Simón, echando las redes en el lago, pues eran pescadores. Jesús les dijo: «Venid conmigo y os haré pescadores de hombres». Al instante dejaron las redes y lo siguieron. Fue más adelante, y vio a Santiago, el de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban también dentro de la barca, remendando sus redes, y al punto los llamó. Ellos, dejando a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros, le siguieron.
Marcos 1, 14-20

 
 
 

ORACIÓN

Id a contarlo, hermanos,
vamos a decírselo a todos:
que Dios está a nuestro lado,
que Él no son normas o ritos,
que Él nos ha soñado felices,
que viene a traernos la luz,
que ya basta de vivir a oscuras,
que con Él todo es vida y amor.
No te lo guardes para ti solo,
porque es una Buena Noticia.
Él quiere ser nuestro Amigo,
vivir la historia a nuestro lado,
facilitarnos el camino
y darnos pistas para vivir.
No esperes a mañana,
invádete de Dios,
comienza aquí, ahora mismo,
a hacer la creación,
viviendo como hermanos
una historia de Amor.

 

PARA MEDITAR

Jesús sigue invitando a todos, para ser pescadores de hombres. Es muy chulo oir a Jesús decir que podemos ser pescadores de hombres, que estamos llamados por Él para anunciar la palabra de Dios a otras personas, a todas las personas que podamos.

El Papa Francisco nos pide todo el rato que salgamos de nuestras parroquias, que salgamos de nosotros mismos, que no seamos cristianos cobardes, que anunciemos nuestra fe a otras personas con naturalidad, con normalidad, sin miedo a nada. Y que lo hagamos como lo hace Jesús, como una invitación a la mejor fiesta de nuestra vida.

PARA HACER VIDA EL EVANGELIO

  • Jesús te ha elegido para ser “pescador de hombres”, para animar a otra persona a ser cristiana como tu. Escribe el nombre de una persona a la que le puedes proponer conocer a Jesús.

  • ¿Por qué tenemos como misión anunciar el Evangelio a los demás? ¿De qué manera lo podemos hacer los cristianos?

  • Escribe un compromiso para proponerle la fe a alguna persona de la que te hayas acordado.