Asamblea 2017

III Asamblea General de la Acción Católica General - Santiago 2017_old2

La Acción Católica General ofrece, con motivo de su próxima asamblea, un encuentro abierto donde laicos de parroquias de todas las diócesis puedan reflexionar sobre su propia vocación para ayudar a construir “parroquias con actitud de salida”.
Pretende ser un espacio de reflexión, oración y celebración, en el que buscar respuestas conjuntas a los desafíos evangelizadores que nos plantea nuestro contexto social. Este encuentro, junto con el Camino de Santiago que se oferta para la semana previa, pueden ser una oportunidad para afianzar lazos entre el laicado de nuestras iglesias locales. 
Los destinatarios de la Asamblea y el Camino de Santiago son laicos de parroquia de todas las diócesis, sean o no sean de Acción Católica General y de todas las edades: niños, jóvenes y adultos; familias.

 

 

Objetivos de la Asamblea y Camino de Santiago

  • Ofrecer un servicio a toda la Iglesia para propiciar un espacio de reflexión compartida sobre la situación del laicado habitual de nuestras parroquias.
  • Analizar, entre todos, nuestras estructuras parroquiales para situarnos cada vez más en clave evangelizadora.
  • Ayudar a poner la dimensión vocacional en el centro de la vida del laico.
  • Generar un espacio celebrativo-festivo que motive a trabajar en red, en comunión.
  • Visibilizar de manera experiencial el Proyecto de ACG.
  • Expresar la eclesialidad de la ACG.
 

 

 
 
 
 
 
 

 

 
 
 
 
 
 
 

 



 
 

 



image

image

image
 
 
 
 


image

image

image
 
 
 
 


image

image

image
 
 
 
 


image
 
 
 
 
 
 

Itinerario Espiritual

 

Camino de Santiago

Camino de CONVERSIÓN

El Camino de Santiago siempre ha sido un lugar de búsqueda, de conversión de mirarse uno mismo para encontrar la verdadera alegría.
El Camino de Santiago es un lugar de conversión, donde se nos invita a revisar nuestra vida y a modificar lo que nos impide ser felices.
El Camino de Santiago es un camino de CAMBIO.

Camino de SANTIDAD

Tras la conversión, la revisión y el cambio en nuestras vidas descubrimos a Jesucristo.
Él es el que realmente ha realizado la “obra buena” en nuestro corazón. Él es quien nos devuelve la alegría.
Jesucristo nos propone el camino del amor, de la ilusión de la esperanza y de la ofrenda a los demás. Jesús nos propone el camino de la SANTIDAD.

Camino de EVANGELIZACIÓN

Hemos conocido la verdad, ¿Cómo vamos a quedarnos con los brazos cruzados?
Compartir, transmitir, llevar el anuncio ese es nuestro deseo después de habernos encontrado con Jesucristo.
Invitaremos al joven a que con el corazón ardiente “dé razones de nuestra esperanza”.

 

Como hilo conductor del trabajo de reflexión del Camino de Santiago proponemos el pasaje evangélico del Camino de Emaús.

“Ese mismo día, dos de los discípulos iban a un pequeño pueblo llamado Emaús, situado a unos diez kilómetros de Jerusalén. En el camino hablaban sobre lo que había ocurrido. Mientras conversaban y discutían, el mismo Jesús se acercó y siguió caminando con ellos. Pero algo impedía que sus ojo lo reconocieran. Él les dijo: « ¿Qué comentaban por el camino?». Ellos se detuvieron, con el semblante triste, y uno de ellos, llamado Cleofás, le respondió: « ¡Tú eres el único forastero en Jerusalén que ignora lo que pasó en estos días!». «¿Qué cosa?», les preguntó. Ellos respondieron: «Lo referente a Jesús, el Nazareno, que fue un profeta poderoso en obras y en palabras delante de Dios y de todo el pueblo, y cómo nuestros sumos sacerdotes y nuestros jefes lo entregaron para ser condenado a muerte y lo crucificaron. Nosotros esperábamos que fuera él quien librara a Israel. Pero a todo esto ya van tres días que sucedieron estas cosas. Es verdad que algunas mujeres que están con nosotros nos han desconcertado: ellas fueron de madrugada al sepulcro y al no hallar el cuerpo de Jesús, volvieron diciendo que se les había aparecido unos ángeles, asegurándoles que él está vivo. Algunos de los nuestros fueron al sepulcro y encontraron todo como las mujeres habían dicho. Pero a él no lo vieron».

Jesús les dijo: « ¡Hombres duros de entendimiento, cómo les cuesta creer todo lo que anunciaron los profetas! ¿No será necesario que el Mesías soportara esos sufrimientos para entrar en su gloria?» Y comenzando por Moisés y continuando en todas las Escrituras lo que se refería a él.

Cuando llegaron cerca del pueblo adonde iban, Jesús hizo ademán de seguir adelante. Pero ellos le insistieron: «Quédate con nosotros, porque ya es tarde y el día se acaba». El entró y se quedó con ellos. Y estando a la mesa, tomó el pan y pronunció la bendición; luego lo partió y se lo dio. Entonces los ojos de los discípulos se abrieron y lo reconocieron, pero él había desaparecido de su vista. Y se decían: « ¿No ardía acaso nuestro corazón, mientras nos hablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras?». En ese mismo momento, se pusieron en camino y regresaron a Jerusalén. Allí encontraron reunidos a los Once y a los demás que estaban con ellos, y estos les dijeron: «Es verdad, ¡el Señor ha resucitado y se apareció a Simón!». Ellos, por su parte, contaron lo que les había pasado en el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan.” (Lucas 24, 13-35)

 

Todos los días el ITINERARIO ESPIRITUAL propone:

  • Un fragmento del “Pasaje Guía” de los “Discípulos de Emaús”.
  • Una reflexión adaptada a nuestra vida a modo de “Sentido del día”.
  • Unas preguntas para que el peregrino reflexiones durante el camino y durante la puesta en común en la reunión de su grupo.

 

PRIMERA ETAPA (Tui - O Porriño)

Día: 28 de Julio

“Y se puso a caminar con ellos” (Lc 24, 15)

Sentido del día: Jesús toma la iniciativa en nuestra vida. Como hizo con los discípulos de Emaús, Él nos busca y se pone a caminar junto a nosotros, para compartir nuestros gozos, pero también para restaurar nuestra esperanza. Él quiere saber de nuestros sueños y fracasos, de nuestras ilusiones y tristezas, de nuestras luces y oscuridades. Pero, ante todo, quiere que experimentemos que “no estamos solos”.
Pregunta para el día: ¿Cómo inicias este camino? ¿De dónde vienes?

 

SEGUNDA ETAPA (O Porriño - Redondela)

Día: 29 de Julio

“¿Qué conversación es la que traéis mientras vais de camino?”

Sentido del día: Aquellos discípulos no le ocultaron el motivo de su tristeza. Contaron a Jesús todo lo que les había ocurrido y Él acogió sus preocupaciones, los escuchó, los acompañó, lo comprendió, para desde ellos mismos sanarlos. Lo mismo hace con nosotros, busca la raíz de nuestra tristeza, de nuestra amargura, de todas aquellas cosas que no nos dejan caminar con alegría, porque sabe que si no somos capaces de reconocerlas Él nunca las podrá sanar.

Pregunta para el día: ¿Cuáles son las preocupaciones de tu vida, del mundo en el que vives?

 

TERCERA ETAPA (Redondela - Pontevedra)

Día: 30 de Julio

“Y les explicó las Escrituras”

Sentido del día: Y, tras escucharlos, Jesús comenzó a hablarles, construyendo en ellos el fundamento de la fe que se consolida con la presencia del Resucitado. Todo estaba escrito, todo tenía que ocurrir. ¿Quién era realmente Jesús para ellos?

Pregunta para el día: ¿Quién es Jesús para ti? Deja que Jesús te hablé de sí mismo:

  • Es el camino: “Yo soy el Camino y la verdad y la vida” (Jn 14, 6)
  • Es el agua viva: “Yo soy el agua viva” (cf. Jn 4, 13-14)
  • Es quien nos ayuda a ver: “Señor, que vea” (Mc 10, 51)
  • Es quien nos perdona siempre: “Tampoco yo te condeno” (Jn 8, 11)
  • Es quien nos da la esperanza: “Hoy estarás conmigo en el paraíso” (Lc 23, 42)

 

CUARTA ETAPA (Pontevedra - Caldas)

Día: 31 de Julio

“Quédate junto a nosotros”

Sentido del día: Estos discípulos comenzaron a sentir de nuevo, comenzaron a notar el fuego del amor, que se hizo presencia plena en la Eucaristía. En aquel momento experimentaron que era verdad, Jesús había resucitado y merecía la pena vivir la vida nueva que Él nos ofrecía. Aquel mismo día comenzaron a vivir y entender realmente lo que significa seguir a Cristo.

Pregunta para el día: ¿Qué es ser cristiano? ¿Qué supone en tu vida seguir a Cristo?

  • Un cristiano es una persona que ora
  • Un cristiano es una persona que trabaja
  • Un cristiano ama al prójimo como Jesús lo hizo.
  • Un cristiano celebra la Eucaristía….

 

QUINTA ETAPA (Caldas - Padrón)

Día: 1 de agosto

“Y, levantándose se volvieron a Jerusalén”

Sentido del día: El encuentro con Cristo Resucitado nos hace ponernos en camino. Ellos volvieron a Jerusalén, lugar de la comunidad, de los que creen en Cristo, donde compartir nuestra experiencia, donde nos convertimos en Testigos, donde experimentamos la necesidad de una fe compartida. Lugar de la presencia de Cristo Resucitado, “Él se presentó en medio de ellos y les dice: Paz a vosotros” (Lc 24, 36). Lugar desde donde aprender a vivir como cristianos, enviados a la misión con las armas de la caridad y la misericordia, “Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación” (Mc 16, 15). La ACG pretende ser el instrumento de la Iglesia desde donde vivir en la parroquia nuestro encuentro con Cristo, compartiendo nuestra fe con los hermanos, aprendiendo a iluminar nuestra vida con la luz de la Palabra, y haciendo presente a Cristo en todos los ámbitos en los que desarrollemos nuestra vida.

Pregunta para el día: ¿Cómo vives tu ser Iglesia, tu pertenencia? ¿Compartes tu fe? ¿Sientes la necesidad de los hermanos? ¿Conoces la ACG?

 

SEXTA ETAPA (Padrón - Santiago de Compostela)

Día: 2 de Agosto

“Contaron lo que les había pasado por el camino”

Sentido del día: Los discípulos, en comunidad, recibieron el Espíritu santo que les envió a la misión. La ACG es la comunidad donde compartimos nuestra experiencia de Cristo y desde donde recibimos la fuerza del Espíritu para anunciarlo a los demás. Ella es el cauce desde donde aprendemos a “Caminar y sembrar siempre de nuevo”.

Pregunta para el día: ¿Dónde y cómo transmites tu experiencia de fe a otras personas? ¿Anuncias a Cristo a través de tus obras y palabras? ¿Lo podemos hacer juntos, con cristianos de otras parroquias?

III Asamblea General de la Acción Católica General - Santiago 2017

image

La III Asamblea General ha sido un encuentro abierto donde laicos de parroquias de todas las diócesis hemos podido reflexionar sobre nuestra propia vocación para ayudar a construir “parroquias con actitud de salida”.
Ha sido un espacio de reflexión, oración y celebración, en el que se han buscado respuestas conjuntas a los desafíos evangelizadores que nos plantea nuestro contexto social. Este encuentro, junto con el Camino de Santiago que tuvo lugar la semana previa, ha sido una oportunidad para afianzar lazos entre el laicado de nuestras iglesias locales. 
Los destinatarios de la Asamblea y el Camino de Santiago han sido laicos de parroquia de todas las diócesis, de Acción Católica General  o no, y de todas las edades: niños, jóvenes y adultos; familias.

 

Objetivos de la Asamblea y Camino de Santiago

  • Ofrecer un servicio a toda la Iglesia para propiciar un espacio de reflexión compartida sobre la situación del laicado habitual de nuestras parroquias.
  • Analizar, entre todos, nuestras estructuras parroquiales para situarnos cada vez más en clave evangelizadora.
  • Ayudar a poner la dimensión vocacional en el centro de la vida del laico.
  • Generar un espacio celebrativo-festivo que motive a trabajar en red, en comunión.
  • Visibilizar de manera experiencial el Proyecto de ACG.
  • Expresar la eclesialidad de la ACG.
 

 

image
image
 

 

 
 
 
 
 
 

 

 
 
 
 
 
 
 

 

Contenidos




 

Contenidos de la Asamblea y Camino de Santiago

1. PRIMER RETO (OBJETIVO):

“CONSTRUYENDO PARROQUIAS CON ACTITUD DE SALIDA”

2. SEGUNDO RETO (ACTORES):

“LAICOS PARA UNA IGLESIA EN SALIDA”

3. TERCER RETO (LUGAR):

“PRESENCIA PÚBLICA EVANGELIZADORA: VOCACIONADOS A SANTIFICAR EL MUNDO”

4. CUARTO RETO (EN COMUNIÓN):

“CAMINANDO JUNTOS”

 
 

PRIMER RETO (OBJETIVO):

 “CONSTRUYENDO PARROQUIAS CON ACTITUD DE SALIDA”

Sueño con una opción misionera capaz de transformarlo todo, para que las costumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda estructura eclesial se convierta en un cauce adecuado para la evangelización del mundo actual más que para la autopreservación. La reforma de estructuras que exige la conversión pastoral sólo puede entenderse en este sentido: procurar que todas ellas se vuelvan más misioneras, que la pastoral ordinaria en todas sus instancias sea más expansiva y abierta, que coloque a los agentes pastorales en constante actitud de salida y favorezca así la respuesta positiva de todos aquellos a quienes Jesús convoca a su amistad. (EG 27)

Encuadre:
Descripción de la encomienda de conversión pastoral y misionera que nos hace el Papa Francisco a través de su magisterio, aplicada principalmente a las parroquias. La Iglesia como “Hospital de Campaña”, que sale y se encarna para transmitir la alegría del Evangelio y la misericordia de Dios.

Actitudes para caminar:
Resaltar como líneas de avance aquellos rasgos que recalca la Iglesia para transmitir la fe en este contexto social: alegría, misericordia, familia, opción por los pobres...

Herramientas:
Necesitamos crear espacios motivadores y sanadores para los agentes pastorales, «lugares donde regenerar la propia fe en Jesús crucificado y resucitado, donde compartir las propias preguntas más profundas y las preocupaciones cotidianas, donde discernir en profundidad con criterios evangélicos sobre la propia existencia y experiencia, con la finalidad de orientar al bien y a la belleza las propias elecciones individuales y sociales». (EG 77)

Grupos parroquiales de vida, procesos experienciales, espacios de sanación, acciones misioneras, espacios de diálogo social, acogida fraterna...

SEGUNDO RETO (ACTORES):

“LAICOS PARA UNA IGLESIA EN SALIDA”

En un mundo secular los laicos, hombres y mujeres, niños, jóvenes y ancianos, son los nuevos samaritanos, protagonistas de la nueva evangelización, con el Espíritu Santo que se les ha dado. El Espíritu Santo impulsa a los evangelizadores y hace que se conviertan, comprendan y acepten el evangelio que se les propone. La nueva evangelización se hará, sobre todo, por los laicos, o no se hará. (CLIM 148)

Encuadre:
Situación del laicado en nuestra Iglesia, luces y sombras. Retos a la luz de la teología del laicado. Ante una sociedad indiferente, hacer germinar la fe en lo cotidiano implica un papel relevante del laicado.

Actitudes para caminar:
Toda la renovación de la Iglesia consiste esencialmente en el aumento de la fidelidad a su vocación (EG 26)
La dignidad de los fieles laicos se nos revela en plenitud cuando consideramos esa primera y fundamental vocación, que el Padre dirige a todos ellos en Jesucristo por medio del Espíritu: la vocación a la santidad, o sea a la perfección de la caridad. (CL 16)

La vida como VOCACIÓN. Mística y Misión.

Herramientas:
La santidad es un presupuesto fundamental y una condición insustituible para realizar la misión salvífica de la Iglesia. La santidad de la Iglesia es el secreto manantial y la medida infalible de su laboriosidad apostólica y de su ímpetu misionero. (CL 17)

Cultivo de una espiritualidad íntegra, síntesis fe-vida, Proyecto Personal de Vida Cristiana, Revisión de Vida, acompañamiento.

 

TERCER RETO (LUGAR):  

 “PRESENCIA PÚBLICA EVANGELIZADORA: VOCACIONADOS A SANTIFICAR EL MUNDO”

A los laicos corresponde, por propia vocación, tratar de obtener el reino de Dios gestionando los asuntos temporales y ordenándolos según Dios. Viven en el siglo, es decir, en todos y cada uno de los deberes y ocupaciones del mundo, y en las condiciones ordinarias de la vida familiar y social, con las que su existencia está como entretejida. Allí están llamados por Dios, para que, desempeñando su propia profesión guiados por el espíritu evangélico, contribuyan a la santificación del mundo como desde dentro, a modo de fermento. (LG 31)
La vocación a la santidad está ligada íntimamente a la misión y a la responsabilidad confiadas a los fieles laicos en la Iglesia y en el mundo. (CL 17)

Encuadre:
Reflexionar sobre la vivencia y el anuncio de la fe en la vida pública. Cómo evitar a que se quede relegado al ámbito de lo privado.

Actitudes para caminar:
Diálogo con la cultura, Doctrina Social, el laicado y la familia, política...

Herramientas:
Testimonio, denuncia, acción transformadora, construcción de una ética común, etc.

 

CUARTO RETO (EN COMUNIÓN):  

“CAMINANDO JUNTOS”

El fiel laico «no puede jamás cerrarse sobre sí mismo, aislándose espiritualmente de la comunidad; sino que debe vivir en un continuo intercambio con los demás, con un vivo sentido de fraternidad, en el gozo de una igual dignidad y en el empeño por hacer fructificar, junto con los demás, el inmenso tesoro recibido en herencia. (CL 20)

Encuadre:
Necesidad del asociacionismo laical, llevar a la práctica un proyecto común para el laicado habitual de las parroquias con representatividad diocesana.

Actitudes para caminar:
«No me habéis elegido vosotros a mí, sino que yo os he elegido a vosotros, y os he destinado a que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto permanezca» (Jn 15, 16). La comunión y la misión están profundamente unidas entre sí, se compenetran y se implican mutuamente, hasta tal punto que la comunión representa a la vez la fuente y el fruto de la misión: la comunión es misionera y la misión es para la comunión. (CL 32)
Comunión, corresponsabilidad, romper compartimentos, trabajar en red.

Herramientas:
Proyecto de ACG como instrumento diocesano
Dentro de este contexto la "Christifideles laici" sólo cita de forma explícita la "Acción Católica". Esta particular referencia concreta no debe extrañar ya que la Acción Católica, de acuerdo con la doctrina de las cuatro notas, no es una asociación más, sino que en sus diversas realizaciones -aunque pueda ser sin estas siglas concretas- tiene la vocación de manifestar la forma habitual apostólica de "los laicos de la diócesis", como organismo que articula a los laicos de forma estable y asociada en el dinamismo de la pastoral diocesana. Con razón, Pablo VI inicialmente y últimamente y con frecuencia Juan Pablo II han calificado la A.C. como "una singular forma de ministerialidad eclesial". (CLIM 95)